Ir al contenido principal

Entradas

Vehemencia - Luis González

Tus besos ahora saben diferente, saben a necesidad. Esa misma necesidad que sentía yo al verte a lejos y no poder acercarme a tocarte como antes. Al saludarte con un abrazo y no querer soltarte nunca. Al voltear a mirarte y que tú no lo estés haciendo igualmente. Al tenerte cerca y no poder jugar con mis manos mientras nadie lo nota, pero tú lo haces.
Dolía. Dolía tanto como podía doler. Dolía verte cruzar el pasillo y sonreir a todos pero no a mí. Dolía imaginar lo que podías haber hecho con otros. Dolía despertar en las mañanas y no tener la seguridad de verte durante el día. Dolía no poder escaparnos juntos.
Sencillamente dolía, por que no podía hacer más que sentir. Sentir que el tiempo corría lento por que aún no te veía. Sentir que el aire escapaba de mi cuando dirijías esos ojos atacandome por que te dolía mi presencia. Despues de todo sentir es lo que siempre he hecho. Y sentir es lo que siempre haré por tí.
Por que te has convertido en mi necesidad. Por que así como tiemblas ahora mientras me…
Entradas recientes

Intenso - Luis González

Te ha pasado que deseas tanto a alguien qué en una misma habitación, ambos estan tensos por querer saltar encima del otro y literalmente besarlo hasta que sangre. Y cuando por fin se presenta una luz verde para la situación lo único que hacen por minutos es verse mutuamente a centimetros, respirando forzado, temblando y con una ansiedad que te carcome por dentro. A la espera que uno haga un movimiento para saltar sobre el otro como leones en caza y devorarse sin piedad hasta no poder respirar, hasta que la erección comienza a doler por la presion.  Hasta que las gotas de sudor comienzan a caer bañandolos a ambos, haciendo crecer todo lo que esta surgiendo, hirviendo lentamente hasta que el calor los consume. Y con ese mismo calor quieren ser consumidos y devorados porque nuevamente son uno. Pero recuerdan que afuera les estan esperando y que han tardado demasiado y no quieren levantar sospechas. No se pierde tiempo alguno, pues las ropas siguen donde estuvieron en un principio, pero sus men…

"Vida" - Luis González

Y entonces te das cuenta que no eres realmente feliz, que tu esposa llega tarde del trabajo porque su jefe le hace cosas que ella no deja que tú le hagas en la noche; por que tus hijos en la escuela reciben insultos por ser gordos, gay o negros, y no confían lo suficiente en tí para contártelo; por que durante el día lo único que haces es fumar cigarro tras cigarro hasta crear una pila de cajas tan grande como tu inconformidad; pero, ¿de qué sirve eso? Al final, tu esposa seguirá haciendo felaciones a su jefe durante el día; tus hijos seguirán sin confiar en tí; y lo que más te preocupa a tí, es si tus fósforos estan acabando, por que tu inconformidad no sale del filtro de un cigarro, por que presentar una queja es mas difícil que tirar la colilla en la basura. Por que al final de cuentas, sigues teniendo un techo donde fumar tranquilo y que la lluvia no apague tu cigarro; por que al final del dia, te importa mas tener una cama donde dormir, que estar feliz con quien la compartes; porqu…

Segundo plano - Luis González

Por debajo de un indómito ser que menea sus caderas como una serpiente cascabel Atrayéndote a su trampa, siendo tú conciente de ella. Ignorándo el veneno que poco a poco se esparce por tu corazón. Susurrando gazapas en tu oído que crees como un niño inocente.
Por debajo del daño que sufres e ignoras. Por debajo de unas mentiras piadosas. Por debajo de una felicidad conformista. Por debajo... Por debajo... Siempre por debajo de las cosas que no valen la pena. Siempre por debajo de personas que no valen la pena. Siempre por debajo de ella.  El dolor se vuelve más importante que un amor sin límites.  El dolor... Se vuelve más importante que yo.
Aún así, para mí, nada es más importante que tu felicidad. Aún así, ni yo valgo lo mismo para tí. Aún así, te entiendo... Aún así, te amo.

Pensamientos rotos - Luis González

¿Cómo me siento? Inseguro... La inseguridad es algo normal, siempre nos rodean.  Pero bueno, sentirme... me siento vivo de nuevo, siento que tengo razones para ir a la universidad, siento que tengo razones nuevamente para despertar, porque espero llegar con ansias a ese lugar para verte allí sonriendome a lo lejos cuando llego al pasillo dónde te encuentras; o allí, mirándome de reojo con una sonrisa a medias mientras hablas con cualquiera sobre temas triviales o un desahogo sobre alguna clase; por que sé que estás allí, así como yo espero que tu sepas que estoy allí para ti.  Mi vida, por más rara que parezca superficialmente, la consideraba monótona, lineal, con una lijera inclinación ya sea hacia arriba o abajo de vez en cuando; contigo, por otro lado, todos los días tienen una inclinación positiva, e incluso si llegase a ser una inclinación negativa, con sólo verte ese día por su cuenta vuelve a ser positivo, por que tu eres el motivo de mi felicidad momentánea.  Más allá de lo carnal …

Grateful - No one

First of all, this letter has three updates from where thoughts came over and many changes did too. A birthday letter from a best friend.  —First Update 05/06/16—
I often complain about how much I deserve something or someone. I usually am the one that gives advices and receives nothing instead, the one that is always there for them to lie down and get rid of whatever they are concerned about. The one who is there. The one who never has somebody when is needed. The one who is left behind when they hangout together. The one who is satisfied with everything and never grumbles about anything. I have been alive for nineteen years that way and I could never figure it out it, what was like to have someone to trust blindly, until I met him. That person who makes me smile when I do not even want to, who is always wondering how do I feel when I look like I am doomed, who gives me his shoulder to cry down all my worries, the one who never allows me being sad, who never allows me to destroy myself b…

Apogeo - Luis González

Convencido me postro ante el océano en la tarde. Convencido lucho contra el miedo a lo que aquellas aguas puedan ocultarme. Convencido que el azote marino no podrá superarme. Inútiles esfuerzos por flotar.  Inútiles brazadas por salir.  Inútiles bocanadas de aire por vivir. Inútil es mi vida al terminar.  Inútil es entre las brazas del mar.